26 de noviembre de 2012

MARINERO Y LEOPARDO (y la reflexión de la semana O_O)


Saludos bombones!!

Disculpad mi ausencia de la semana pasada. Estuve bastante ocupadilla con algunas reformas legislativas de las que ya sabréis bastante los del gremio  :S   y la verdad es que cuando llegaba a casa, por mucho que intentara, en lo último en lo que me daba por pensar era en esto del blog.

Ya sabéis, la vida cibernáutica es la primera en sucumbir en los momentos de crisis existencial, jiji (por mucho que la crisis existencial no se refiera a cuestiones personales sino más bien a ciertas incongruencias que una ve alrededor). Las huelgas, las tasas judiciales, los recortes, la crisis de la negociación colectiva y la salubridad en Jerez o la absurda ley hipotecaria... (con mis disculpas para quienes no estén de acuerdo en encontrar ciertas opiniones de índole política o social en un blog de moda, estilo personal o como quiera llamarse)

Por mucho que me pusiera a escribir, no había forma de sacarme la vena divertida. Y eso que a veces creo vivir tan en los mundos de Yupi - como modo de vida plenamente asumido, claro está- que tengo la sensación de pasar mi existencia casi en la inopia.









La cuestión es que nadie es inmune a las desgracias, sean propias o ajenas,  y teniendo en cuenta que una no se suele conformar por estos lares con eso de ir subiendo  fotos de outfits a destajo, resulta un problema tener la moral por los suelos, especialmente cuando de lo que se trata es de procurar el propio entretenimiento y el de los demás.

Supongo que hasta ahí nos entendemos todos =)










El otro día, precisamente poco después de hacerme las fotos que os enseño hoy, la vida nos golpeó en la cara como si fuera una raqueta de badminton.
Y lo cierto es que si no os cuento la historia, por triste que le pueda parecer a alguien, reviento.
O_O


Ocurrió a eso del mediodía, justo después de comer. El Fotógrafo y yo íbamos riendo por la calle. Yo lo agarraba del brazo porque hacía frío y él me contaba sus historias. Tan en la inopia los dos como de costumbre. Íbamos a paso rápido camino de una confitería cercana a la catedral, se acercaba la hora de volver al trabajo y queríamos comprar algunos pasteles para la merienda.
Justo al doblar la esquina, en el escalón de una oficina bancaria ya cerrada había un chavalillo. Pelo castaño, ojos negros, veintipocos y barba escasa, con una camisa blanca asomando de su jersey azul inmaculado y vaqueros.
Nada que hiciera sospechar  de la realidad si no hubiera sido por ese pequeño cestillo con dos o tres monedas dentro, colocado intencionadamente bajo sus pies.


Claro está que una, con toda la culpa del mundo, asume la existencia de la mendicidad como un mal  frecuente y cotidiano. De pequeña identificaba a la persona sin hogar como alguien que probablemente no habría sabido gestionar bien su vida o alguien que por desgracia se habría visto envuelto en una serie de condicionantes sociales - llamémosle drogas, alcoholismo, exclusión social... -  que no podían desembocar en otro destino que no fuera la calle.
Pero cuando la cosa afecta a alguien como tu, de tu misma escala social, de tu edad e incluso cuando aprecias esos pequeños detalles tan definitorios de un determinado nivel cultural/educacional, como puede ser la forma en que uno se sienta o dirige su mirada a los demás, amiguito... la cosa cambia.

Te paras a pensar en toda esa histeria colectiva que nos rodea, la crisis, los despidos, la terrorífica política de embargos - que empieza a afectar a gente que conoces-, piensas en esas personas a las que se les acaba el paro, y también en esas personas que directamente nunca lo tuvieron -por culpa de esa economía sumergida  casi tan consustancial a nuestro carácter español-. Piensas en qué podría haberle ocurrido a ese chico de tu edad, si tal vez tiene familia o niños pequeños, qué será de él cuando se ponga enfermo o cuando llueva o haga más frío... Te da tiempo de discurrir todas esas cosas en la milésima de segundo en la que se cruzan vuestras miradas y no puedes evitar sentir vergüenza por esa vida que llevas, en los mundos de Yupi a todas horas.

Supongo que a él le debió hacer bastante gracia vernos doblar la esquina con el jolgorio que traímos, porque nos sonrió desde lejos abiertamente. No fue una sonrisa de autocompadecimiento, ni mucho menos de reproche, fue una sonrisa divertida, limpia, sin intenciones encubiertas. El Fotógrafo hacía chistes sobre mi malísimo gusto a la hora de elegir dulces, y yo no podía parar de reír. Debió resultarle entretenido. Y supongo que cuando tomamos consciencia de él y nos fijamos en ese pequeño cestillo con monedas, debió ser demasiado descarado que nos quedáramos ambos en silencio. No sé si eso le molestó, pero una no puede reír ante la desgracia ajena, son actitudes que surgen espontáneamente...

Estuve pensando sobre esto varios días, por qué él sonreía a pesar de su reciente desgracia y nosotros nos entristecimos amargándole quizás un poco la fiesta, y lo que ocurrió me lleva a pensar -aunque quizás me aventure demasiado, dada la gravedad de las circunstancias - que nadie es capaz en absoluto de decidir sobre las direcciones que toma la vida, el azar o la divina providencia, al fin y al cabo sobra decir que cualquiera puede verse en la situación de este señor, pero cada día estoy más convencida de que sí se es capaz de buscar los momentos de felicidad en las pequeñas tontadas que nos encontramos a diario, bien sean estas el rato escuchando música en el bus, el paseo de vuelta a casa, que el novio se recochinee en tu extraño gusto por las ensaimadas o la tarta de fruta, o una pareja de desquiciados riéndose a carcajadas de camino a una confitería.

A veces resulta extraño ver disfrutar a personas que consideramos en desgracia, pero visto lo visto, más extraño aún debe resultar ver a gente sentirse desgraciada teniendo todo lo necesario para que no sea así.

Nadie es inmune a sus propios dramas, pero cada cual tiene la llave de su propia felicidad, aunque sea sólo momentánea. Cuando lo puntual se convierte en costumbre, el problema se hace superable, y cuando un problema es superable, se suceden todas las condiciones para el cambio.

------------------------



Siempre hay dos opciones ante la dificultad: sufrirla o sobrevivirla.
Me arriesgo a convertirme en la típica señora que cuando tiene que vestir de luto, se planta un lazo jiji  ;)  ,
pero deseo de todo corazón que, además de que perdonéis el parrafón de hoy  =) , os esforcéis en saborear esos ratillos que os sacan la sonrisa sin daros cuenta, tomar conciencia de ellos ayuda a sentirse afortunado. Quizás eso sea suficiente para cambiar nuestro destino, y si no es así, algo importante habremos ganado, un pedacito de felicidad.

Todos nos lamentamos, sufrimos y nos preguntamos "porqué señor por qué" con las manos al cielo - no creáis que hay muchas Scarlattas O´Hara por la vida ;)- , y probablemente todo eso es necesario para dar salida a la desdicha en el momento en que se produce.
Pero no podemos hacer del drama nuestro modo de vida, porque no hay peor desgracia, por mucho que imaginemos, que el autocompadecimiento.

Después de todo, cada uno elige como desea ver el vaso. Hay a quien le sale solo y otros nos esforzamos, pero si hay algo de lo que somos dueños sin condiciones, es de nuestra voluntad. 
Aprender a dirigirla en los momentos de crisis es el reto   =D





♫ ♪ Phoenix - 1901♫ ♪ 




















Jersey negro con detalles en los hombros: Stradivarius (de temporada)
Vestido de estampado leopardo: Primark (es de este verano, pero lo he visto todavía en Primark. Podéis verlo al completo - además de un poco de viajes y gastronomía- en esta entrada :)
Clutch/portadocumentos: ASOS
Mini-tacones rojos de ante": Marypaz






Hoy no le he hecho fotos al maquillaje, pero llevo la base Double Wear de Estee Lauder y polvos matificantes en el tono "Beach" de Nars; 
En los ojos, un difuminado muy suave con la sombra de ojos/clon de la "satin taupe" de Mac  - en la paleta de 26 sombras de Coastal-, delineado con un lápiz blando de Kiko y rimmel;
Como colorete he usado un rojizo satinado de la misma paleta de 26 sombras de Coastal, aplicado sólo en el pómulo y en sentido ascendente;
Y en los labios un rojo antiguo de Lina Bocardi, que heredé de mi madre y creo que ya no venden, pero lo cierto es que me resulta muy similar al Roby Woo de Mac (el color que, según dicen, utiliza Dita Von Teese casi siempre) .


------------------------


Pues nada bombones! después de casi una semana en el limbo, hasta aquí mis fotos, mis referencias, y mi reflexión insufrible de hoy, que la verdad, ha sido más un ejercicio de maduración personal y de superación de los propios fantasmas. Que falta me hacía, señor@s! La rutina a veces contribuye a que se te olviden cosas que antes te quedaban muy claras.
No sé si os pasará esto a veces,  a unos les basta simplemente con reflexionar y otros necesitamos escribirlo ampliamente en un blog , jiji. Mientras sirva, bien está XD


Un besito enorme! y como diría Van Gaal con esa cara de cabreo tan incuestionable y ese acento holandés que contribuía aún más a la exigencia: siemprre positiffa!


Con esto y un bizcocho... hasta el próximo día!

XD







38 comentarios:

  1. Hola preciosa, pero que bella que estás!!! Me encanta la propuestas que nos realizas en esta entrada, la verdad que el print animal cuando se lleva con clase, como tu lo haces, puede quedar perfecto!

    Muchos besitos,

    L

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola bomboncillo! sabes que un día te voy a ver por la calle y te voy a plantar dos besazos? :)
      Eres un sol!! Muchos besitos!

      Eliminar
  2. q horrooooorrr no paran de cambiar cosas

    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana! si hija, y lo peor es que nos complican la existencia a todos (y el bolsillo, como si estuviera el horno para muchos bollos) XD
      Un besazo!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Belen! me alegro!! XD
      Muchos besazos!! Muuack!

      Eliminar
  4. Pues si, rocío, tenemos que saber que somos super afortunados, no tenemos razones para quejarnos, hoy en día hay muchisima gente que lo está pasando verdaderamente mal, lo se por mi trabajo, lo veo todos los dias. Por eso, siempre arriba y como decía siempre mi madre: que no nos veamos nunca asi. Tu reflexión de hoy demuestra que eres muy madura, pese a tu juventud. (Divino tesoro).

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paqui! a veces pienso que soy un poco cansina con este tipo de entradas. Ya he hecho varias. Pero es que se me olvidan estas cosas. Me paso una racha totalmente concienciada, pasa el tiempo y ya estoy otra vez quejándome... no puede ser! con la de motivos que tenemos para ser felices!
      En fin, que conviene reflexionar sobre esto de vez en cuando para no perder el hilo. Lo malo es que a veces te llega la iluminación cuando encuentras a alguien pasándolo tan mal que acabas sintiéndote tonta perdida, como nos pasó con este chico. A veces creo que hay algo -que cada uno llame como quiera- que pone algunas señales en el camino para que no te pierdas mucho ;)
      Muchos besos Paqui! y como dice tu madre y la mía también, que no nos veamos nunca así.

      Eliminar
  5. Ay preciosa la reflexión Rocío...de verdad....que me has hecho estremecer y todo!
    Yo creo que hay que intentar ser positiva siempre, aunque cueste, pero también permitirnos el sufrir, el estar de luto y el estar mal...solo para luego poder estar mejor.
    Yo admiro a la gente que siempre tiene uan sonrisa en su cara, me dan envidia grande y aprendo mucho de ellos :)

    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Claudia! si que es verdad, hay que respetar los momentos de duelo porque son necesarios para salir de ellos, aprender si es posible, o al menos desahogarse. La cosa es saber encontrar el final de esos momentos, porque tristemente a veces uno se hace a las desgracias como un animal de costumbres. Paulo Coehlo decía que "si actúas como una víctima es posible que seas tratado como tal". Quien vive eternamente con la depre y pensando en que Murphy se ensaña con él, tiene todas las papeletas de seguir así. Pues eso, que a llorar y sufrir el tiempo que necesitemos, porque es natural y sano, pero a levantarse siempre y a esforzarse por salir de ello!
      Muchos besitos Clau! Me tengo que pasar por tu blog porque estoy viendo que estás haciendo algunas cosillas que prometen y tengo que hacerte algunas consultas bloggiles ;)
      Muack!

      Eliminar
  6. Bonita reflexion... sobre todo en estos tiempos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Torini! gracias! bueno, es que hacen falta estas cosas. una se queja y se queja y fijate las cosas que pasan... La vida nos va enseñando ;)
      Muchos besos!

      Eliminar
  7. Sé que ésto es fundamentalmente un blog de moda, aunque personal, y ya te lo dije en otra ocasión: cuando lo descubrí en unas fotos sentada con el mar de fondo, supe ver esta parte de ti, que es la que más me gusta, la que sonríe pero es capaz de detenerse y entender una mirada y reflexiva, no la deja pasar por alto. Es un blog de moda, sí, pero aún recuerdo tu entrada a vuestra amiga que ya no está entre vosotros... Con el tiempo, la moda pasa, cambia, puede que se olvide, pero estas reflexiones, estas paradas en seco, para seguir con una sonrisa, son las que se recuerdan, en mi caso, agradecen y reportan en todos, de una u otra forma, algo bueno en este mundo tan anestesiado para el mal ajeno, olvidando que mucho más fácilmente de lo que pensamos, puede convertirse en propio. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alegría! bueno, ya sabes que el nombre que tienes... como dice un compañero mío. FETÉN! ;)
      Ahora al lío. No puedes tener más razón en tantas cosas. Es verdad que las modas van pasando. Yo creo que cuando pase el tiempo, miraré mis fotos y me troncharé XD , y estas paradas en seco son más que necesarias siempre. Antes comentaba por aquí arriba que recuerdo haber hecho muchas más entradas así, pero yo misma siento que a veces se me olvida que soy afortunada y que la vida, de una manera u otra, me va haciendo aprender. Es como si tuviera que ir recordando a base de encontronazos con la vida. Te pasas una semana de perros y luego te encuentras a este chico. Señales del destino, de Dios, casualidad, providencia... lo que sea! pero sirven.
      Es triste que tengamos que aprender así, pero ya sabes como somos. Nos gusta tropezar con la dichosa piedrecita, jiji.
      Dicen que cuando ves las barbas del vecino cortar, vayas poniendo las tuyas a remojar. Creo que antes no éramos conscientes de lo que cuesta conseguir algunas cosas y mantenerlas! ahora sí que comprendemos el valor del trabajo, de tener una casa, salud pública (aunque menos), prestaciones... antes vivíamos más en la inopia. Más vale que cuidemos lo que tenemos, demos gracias y recordemos estas cosas de vez en cuando.
      Muchos besos!! y muchas gracias a ti!

      Eliminar
  8. Hola Rocío, qué grande tu reflexión de hoy. La verdad es que es increíble la situación a la que estamos llegando, sobre todo cuando ves a gente como tú que lo está pasando mal. Una profesora nos contó que el cerebro siempre intenta eliminar lo malo y quedarse con lo bueno, de otra forma no podríamos vivir con tanto sufrimiento alrededor. Solución no hay y cuando no está en nuestras manos lo mejor es, al menos, ser mejores personas con los que tenemos a nuestro alrededor.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma! Pues sí, más vale que intentemos mejorar en lo mejorable y nos preocupemos menos por lo que ya no tiene remedio -especialmente por esas minudencias que nos quitan el sueño-. Que grande lo de tu profesora! Ahora entiendo por qué sólo me acuerdo de lo bueno de cada época! jaja ;D
      Realmente así es. En gran escala lo explica perfectamente la peli Midnight in París -si no la has visto, la tienes que ver!-. Creo que es una técnica de superviviencia, si no lo hiciéramos así iríamos directos a la autodestrucción. Debe haber algún mecanismo fisiológico, pero me alegro de que sea así -el secreto de por qué estamos vivos XD .
      Muchos besos Inma! Muack!

      Eliminar
  9. Cada vez se ven más situaciones como las que tú comentas y es una desgracia terrible. Me ha encantado lo que comentas de la actitud del chico, que a pesar de su situación se contagió de vuestra alegría. Me ha pasado alguna vez el ir paseando con mi chico, ir a lo nuestro súper felices y encontrarnos con una situación similar. En ese momento se te corta toda la alegría y te pone los pies en la tierra, por la suerte que tenemos, porque hoy más que nunca podríamos ser nosotros también los que nos encontraramos en esa situación y por lo estúpidos que somos a veces con pequeños caprichos cuando tenemos mucho más de lo que podemos necesitar. Es injusto y duele.
    Pero como también dices, hay que intentar sonreir cada día y ser positivos, no olvidar eso e intentar cambiarlo, pero también disfrutar de lo que nos gusta mientras podamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miss! si, es que es inevitable que te vengas abajo cuando ves a alguien en esa situación. vamos, peor sería lo contrario, claro. Pero cuando te encuentras a alguien como tu, te ves reflejado. Realmente nadie sabe a quien le puede tocar la china, y eso da mucho miedo, además de pena por las personas que lo padecen.
      Yo misma me entristezco por algunas cosas que son para pegarme una paliza... nos pasa a todos. No me fiaría mucho de quien dijera que no le ocurre alguna vez, pero no debería ocurrir. Incluso mucha gente que vive en la pobreza es feliz. Mejor ejemplo que ese... hay que esforzarse por valorar lo que tenemos y ser menos protestones.
      Un besito enorme!

      Eliminar
  10. Eres una persona muy especial y eso se nota.Tu refelexión de hoy es de las que hace pensar y valorar las cosas.Es cierto que hace ya tiempo que se oía lo de la dichosa crisis, pero cuando empiezan a sufrirla personas cercanas es cuando nos damos cuenta realmente de la dura realidad que nos está tocando vivir.Creo que debemos vivir el momento, dar gracias por lo que tenemos y echar una mano a quien no tiene.Ojalá todo esto mejore pronto y hay que ser optimistas pero tal como está el panorama nos puede tocar a cualquiera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! puff, es que creo que ya todos conocemos a personas que lo están pasando verdaderamente mal con eso. Lo de los embargos es ya lo último... y tanta gente que se queda ya sin fuerzas, porque además todo cambia cuando llevas familia detrás o personas dependientes. Es un drama.
      Antes pensaba mucho más en el futuro, aunque la mentalidad durante las oposiciones no tiene otra, pero vivía obsesionada con lo que podía venir. Lo estuve hablando con Fer - el Fotógrafo- el otro día a raíz de esto y de otros problemas que hay alrededor. Llegamos a la conclusión que tu misma dices. Ahora nos concentramos únicamente en lo que estamos viviendo. En aprovecharlo y disfrutar en lo que podamos y ayudar un poco en lo que sea posible (que siempre es más de lo que finalmente hacemos, porque esa es otra...). No sabemos qué puede pasar, y aunque no es agradable lo que hay alrededor, está claro que salimos ganando si intentamos ser positivos y reirnos un poquito de nosotros mismos. No es cuestión de vivir inconscientemente, pero sí de ser felices con lo que haya.
      Hace falta reflexionar sobre estas cosas, que se nos olvidan volando! =)
      Muchos besos!!

      Eliminar
  11. Jolín bonita, cómo sabe Ud. poner los pelos de punta de esta manera??y yo venga a quejarme, y venga a compadecerme, y venga a protestar por todo lo insignificante que me pasa...pero hacen falta muchas como tú que te hagan reflexionar a cada instante con su propia reflexión. Yo también me paro a pensar muchas veces y aunque salga airosa en gran parte de las comparaciones con el resto del mundo en lo que a dicha se refiere, al final siempre acabo mirando mi propio ombligo y curiosamente siempre encuentro que es tela de feo, que seguro que hay un ombligo mejor, que mi ombligo es el más desdichado del mundo...(leáse todo en sentido figurado, of course). Gracias por abrirme hoy un poquito los ojos, aunque mañana los cierre otra vez...pero intentaré hacerle caso a Van Gaal y por supuesto, intentaré buscar los momentos de felicidad en las pequeñas cosas. Un besote, linda!

    Mens sana in corpore fashion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura! atención, que estás hablando con la quejica number one de Cádiz! jiji. Es inevitable quejarse. Todos lo hacemos, de modo que sin culpa! lo que pasa es que a veces te encuentras con cositas de estas, como me pasó a mí con este chico, que te hacen abrir los ojos y ver un poquito más allá. Piensas, te prometes que vas a ser buena, y tardas poco en volver a lo de siempre.
      Somos así. Tenemos un ombligo horripilante que no nos cabe, jiji! Pero bueno, mientras seamos un poquito conscientes de lo que nos rodea de vez en cuando, bien está!

      Oyeee, peazo fotos estoy viendo por ahí! jijiji! ya sabes qué otra cosa puedes hacer cuando decidas darle la patada al ejercicio. Profe de yoga y top model! =)

      Muchos besitos Laura!

      Eliminar
  12. Bueno bueno buenooooo!! Como ha mejorado tu blog!!!!.. es genial!
    Despues de muchos meses sin andar por estos mundos he vueltooooo.. y para quedarme!
    Estas guapisima y esa combinacion es genial!!
    Me alegro de volver a verte por aquí..... Ya echaba de menos pasearme por vuestros blogs.... ;)

    http://ilmiopiccolocapricciobyfabiola.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fabiola!! como dcien en mi tierra: madre del amor hermoso!!! Pero qué es de tu vidA! madremía, que de tiempo! espero que todo vaya bien (de ánimo te veo como siempre, jiji. Una bomba!)
      Muchos besitos! yo también me alegro mucho de volver a verte y de que hayas vuelto!
      El blog ha mejorado pero no te creas que le dedico mucho ya. Paciencia conmigo XD

      Eliminar
  13. Como me gusta tu vestido - falda!! Me encanta también añadirle algo de rojo.
    Un beso guapa
    Moi Coquette

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Srta Coquette! muchas gracias! yo es que no me suelo salir mucho de esos tonos cuando me pongo el leopardo ;)
      Muchos besitos!!

      Eliminar
  14. Hola preciosa!!!
    Ahora mismo no se muy bien que decir, porque el ánimo y el positivismo no se puede mantener siempre, tenemos momentos malos y desde luego hay que tirar para adelante.
    Tendremos que aprender a ser felices y disfrutar de cada momento, sin tener pensamientos negativos y no pensar tanto en el futuro.
    Un besazo enorme!!!

    anapas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Ana! pues si, ya lo hablamos el otro día, hay veces en que están choff, no sabes por qué ni cómo se te quitará, pero bueno, es normal. no vamos a ser la alegría de la huerta siempre! XD
      Pero bueno, yo creo que cuando te acostumbras a ser positiva es más fácil salir de ello.
      Y si te digo la verdad, yo creo que nosotras somos de esas personas ;)
      Muchos besos!! me encantó el chat de ayer, jiji

      Eliminar
  15. Me encanta Ro, de verdad!! un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Car!!!! jijiji! muchos besitos!! Muack!!

      Eliminar
  16. Uf niña, que después de leer esto no soy capaz ni de hacer un comentario decente. Supongo que todos tenemos el miedo en el cuerpo y la crisis nos ha enseñado los dientes a nosotros, o ya se ha cebado con gente cercana a nosotros. Y sin embargo, tienes razón. A pesar de todo y de todos, no hay más remedio que tratar de disfrutar los pequeños momentos de alegría que nos puedan llegar, aunque esa alegría consista en comerte unas palomitas al microondas mientras ves una peli en blanco y negro acurrucada con la persona a la que quieres. Besitos guapísima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Rossetti! la verdad es que es la historia de siempre, yo muchas veces me digo que debo ser un poco lerdilla para estar siempre quejándome, recibiendo lecciones de la vida, decir que he aprendido y volver a caer. Esto de la crisis nos está enseñando a todos. Lo malo es que contribuye a bajar el ánimo, y cuando uno está ploff...difícil.
      Realmente es lo que tu dices, disfutar de lo que tenemos, convencernos de que tenemos mucha suerte -porque así es- y ser conscientes de que la felicidad es un estado interior, que no depende de lo que tengamos, sino de las ganas que le pongamos.
      Lo de las pelomitas al micro y la peli en blanco y negro me ha molao, eh? Con eso y una mantita es para sentirse muy feliz!
      Muchos besitos! ahora te respondo en la otra entrada!

      Eliminar
  17. Me quedo sin palabras con tu reflexión... Te entiendo...yo estudié Trabajo Social y ahi es cuando realmente me choqué de frente con la realidad, te das cuenta de lo mal que esta muchisima gente y sin embargo nunca dejaban de sonreir y nunca perdian la esperanza por cambiar y eso da muchisimo que pensar la verdad... Hay que disfrutar de cada pequeño regalo en forma de momento que nos regale la vida...:)

    Ni que decir queda, que me has enamorado con tu blog con tan solo dos entradas leidas :)

    Un beso enooorme y por supuesto espero que nos conozcamos prontito en la quedada! :D


    http://arual-makeup.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Laura! bueno, te he tenido que escribir en facebook porque es que es para comerte! Muchas gracias!
      Qué te voy a decir, si es que siendo Trabajadora Social debes conocer más el tema que nadie. Y si te das cuenta, las personas con más carencias materiales son las más felices y las más generosas. Esas verdades de la vida que te dan en la cara y te hacen replantearte muchas cosas.
      En fin, a ver si aprendemos a ser felices con lo que tenemos, que motivos tenemos para no quejarnos. Yo siempre creo que cualquiera puede ser feliz se lo propone. Ahora, es difícil! y más con la depresión generalizada que hay hoy en día. Pero bueno, ahí está la cuestión. Ser feliz incluso en los momentos complicados.
      En fin, un besito enorme!!! Y mil gracias, de verdad!! a ver si podemos vernos en la quedada, que yo ganas tengo, pero tiempo... últimmente escaso. Cruzaré deditos ;D

      Eliminar
    2. Te he dicho que eres un encanto?? :) OJALÁ tengas un huequecito el dia de la quedada!! :) Un beso bonita!!

      Eliminar
    3. Ojalá Laura! tengo muchísimas ganas!

      Eliminar
  18. Hola Ro!!

    Como diría Rosario Flores, eres una monstrua, chiquilla. Me quito el sombrero con tu reflexión y tu don para transmitir con palabras (también con tu arte para el vestir. ¡Qué grande eres!. Con un jersey y un cinturón le has dado una vuelta de tuerca al vestido). Lamentablemente, en los tiempos que corren, es raro el día en que la realidad no te golpea con la crudeza de las situaciones de muchas familias (el drama de padres que no pueden alimentar a sus hijos por carecer de recursos o de ser sumamente exiguos), la ineptitud e irresponsabilidad de la clase política (los de un color y los de otro), los disparates que se cometieron y se siguen cometiendo, la falta de dignidad para asumir errores garrafales (sin ir más lejos, esta semana han comparecido varios ex presidentes de las antiguas cajas de ahorro exaltando su magnífica gestión. ¡Qué caraduras!), el aumento de las tasas judiciales( me pregunto yo: ¿y ahora dónde queda el derecho de tutela judicial efectiva?)y no sigo porque esto da para varios capítulos. No obstante, no nos queda otro remedio que seguir, afrontar y solventar el día a día con fuerza, voluntad y humanidad, sabiendo valorar y disfrutar de las pequeñas cosas.

    Un besote.
    http://ziasthings.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Srta Zia! pues si, todavía e acuerdo de una foto que subió MªJosé en face, de un matrimonio que andaban pidiendo trabajo sentaditos en un portal... a mi es que esas cosas me dan ganas de echarme a llorar. Pero ya ves, al final, tanto decir y tampoco es que hagamos mucho. Al menos yo.
      Sabes que Fer habló esta mañana con el chaval? muerta me quedo! jaja! El pobre también se quedó muy choff el otro día...
      Si ya hablamos de gente con hijos y sin recursos, que te voy a decir, creo que hoy en día es uno de los grandes dramas de España...Lo de las tasas judiciales, una aberración. Yo estoy convencida de que es incostitucional. Cuantas personas van a decidir ahora mejor no reclamar -incluso cuestiones ganadísimas- porque no hay dinero para tasas. Hay mucha gente así. Que les deben muchísimo dinero, o han cometido negligencias terribles y no tienen liquidez para permitirse un procedimiento. Y bueno, recogiendo firmas estamos, recurriendo... esas cosas que a ver si sirven para algo, jaja. Y ahora nos ha llegado una nueva normativa del ayuntamiento: hay que pagar para que te dejen los atestados O_O Jajaja! La pera! Pero bueno, con cosas así, como las pienses mucho te amargas...
      En fin, que hay que disfrutar en lo personal, al menos en los momentos en los que se pueda -porque es verdad que hay gente que está peor y es feliz ¿por qu´no nosotros?- El ánimo siempre ayuda a afrontar los problemas y la alegría es una de las mejores medicinas que existe.
      Y oye! tu vienes dentro de nada y nos lo vamos a pasar bomba! TENGO MIEDO DEL PLANING. AAAAAAAH ;D

      Eliminar